domingo, 13 de mayo de 2007

Nuevas ideas

[...] «Nuevas ideas». Así, con ese eslogan, se presentan los socialistas en campaña. Y como la cosa no ha hecho más que empezar y no se puede exigir a un candidato, por muy inteligente que sea, que a las primeras de cambio dé ya una prueba irrefutable de sus capacidades cognitivas, me ha parecido que lo mejor era acudir al programa. O al manifiesto, ya que de un manifiesto se trata. Pues bien, en el «Manifest electoral» que los socialistas aprobaron en su III Convenció Municipal no aparece ni una sola vez -y son más de un centenar de páginas- la palabra «socialisme». Una novedad, sin duda. Siguiendo con las novedades, tampoco se encuentra ni una sola vez en el texto el término «Estat espanyol» y sí cinco veces «Espanya». Pero allí donde se aprecia, a mi modo de ver, el gran cambio es en la presencia de la palabra «Catalunya» y familia léxica. Sólo 113 apariciones. Y digo «sólo», porque el término «ciutadans» y familia léxica correspondiente alcanza la cifra de 293. Casi el triple. Hay que reconocer que semejante proporción puede ser indicativa de nuevas ideas. Por ejemplo de las que cualquier analista sería capaz de extraer del desenlace electoral del pasado 1 de noviembre, en que los socialistas perdieron un cuarto de millón de votos y cinco escaños de diputado al Parlamento de Cataluña, y que se concretan a día de hoy en la voluntad de impedir que Esperanza García, la candidata de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía -también joven, también nueva, y que el miércoles ya tuvo que padecer en Sant Andreu la ira de los violentos-, logre su objetivo de convertirse en flamante concejal del Ayuntamiento barcelonés.

» Leer artículo completo de Xavier Pericay en ABC

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal vex Xavier Pericay no se acuerde ya de que empezaron a funcionar con el programa de C´s, eso sí, por confusión. Es el debate del siglo XXI, la pédida de los objetivos a largo plazo.
Ni sociedad sin clases, ni dictadura del proletariado ni ningún diseño de futuro propone la izquierda, solo los neocoms parecen tener la respuesta en la globalización económica, los demás se dejan envolver en el término y no son capaces de dotarlo de significados favorecedores para las clases no dominantes, para las clases asalariadas, no tener planteamientos de futuro les hace ser tan mezquinos a la hora de gobernar las parcelas que los votos, cada vez más menguantes, les otorgan. Gobiernan para su supervivencia, ése es el problema.

Hombre de a pie dijo...

Me parece honesto y sincero que el PSC no hable de socialismo y se ajuste al discurso liberal quimicamente puro de la "ciudadania" donde caben desde el pizzero de la moto con conctrato por obra y servicio de dos días hasta los grandes consejeros de la Caixa.
¿Pero es que acaso vosotros proponéis algo diferente? Me temo que no.